Blogia
IQUIQUE SERA SEDE IBEROAMERICANO DE ATLETISMO DEL 2008

ARIEL STANDEN CAMPEON MUNDIAL DE DECATLON

ARIEL STANDEN CAMPEON MUNDIAL DE DECATLON En el marco del 2do. Congreso de Ciencias Aplicadas al Deporte, realizado en la ciudad de La Serena el 20 de Noviembre del 2004 y organizado por la Sociedad Athenea, Universidad de la Serena y Chiledeportes, conocimos parte de la gran historia de un campeón de decatlón en la categoría menores de 75 años, Ariel Standen.

Parte de su discurso inaugural en las líneas siguientes:

Ariel Standen, Campeón de Decatlón. Discurso inaugural 2do. Congreso de Ciencias Aplicadas al Deporte, realizado en la ciudad de La Serena el 20 de Noviembre del 2004 y organizado por la Sociedad Athénea, Universidad de La Serena y Chiledeportes


Primero tengo que agradecer a la sociedad de educación Athénas, y especialmente a su presidenta, mi querida amiga Ming Pathei, la gentileza que tuvieron de invitarme a este evento. Es para mi un honor que creo inmerecido, ya que lo único que he hecho en mi vida, es lo que mas me gusta, practicar deporte. Es posible en todo caso que lo haya hecho bien, y por eso crean que merezco estar aquí hoy, entre ustedes.

Me pidieron que hablara algo sobre mi experiencia deportiva, largo y tal vez latoso, seria contar toda mi historia, por lo tanto, solo voy a hablar algo de mis comienzos… porque aunque vengo de Iquique, y muchos de mis triunfos los he logrado defendiendo a la tierra de campeones… mis comienzos estuvieron precisamente aquí, entre Coquimbo y la serena, donde pase gran parte de mi infancia, entre cerros y playas. En la serena vivíamos en la calle Benavente, entre lautaro y colo colo la calle, y la plaza buenos aires, eran los lugares de juegos de los chicos del barrio, fuera de jugar al trompo y a las bolitas, se armaban las tradicionales pichangas de fútbol con pelota de trapo… pero también hacíamos atletismo, claro que sin saberlo, hacíamos competencias de carreras alrededor de la manzana, y de quien saltaba con menos pasos de una vereda a otra… en la escuela numero uno, ahí frente a la recova, también se jugaba mucho fútbol y basketball, y yo estaba en todas… recuerdo con mucho cariño, a mi querido profesor Bernardo Gutiérrez, porque nos llevaba siempre de paseo por los alrededores, donde yo disfrutaba saltando cercas, pircas, canales y subiéndome a los árboles, como seria que cuando anunciábamos el paseo, a todos les pedía que llevaran una fruta o un sandwich, a mi me decía: TU GRINGO, TRAE UN CORDELITO, PORQUE A TI TE TENGO QUE LLEVAR AMARRADO.

Lindo estos años, en que sin proponérmelo, estaba sentando las bases de mi futuro deportivo.

Luego estuve tres años en Iquique, interno en el colegio ingles, donde jugaba fútbol y basketball.

Tuve la suerte de regresar el año 47 al instituto comercial de Coquimbo, digo la suerte, porque me encontré con un profesor de gimnasia «como se llamaba en esos años a los profesores de educación física» el señor MESTRE, a quien le gustaba mucho el atletismo, y además con los pioneros del atletismo Coquimbano, Carlos Zanetta, Hernán Larraguibel y Benjamín Juárez. Enganche de inmediato con ellos, junto con otros que recuerdo, como Julio Cisternas, fondista, Gilberto Saavedra, Saltador del alto, los velocista Julio Lisboa y Porfirio Vega y otro saltador de alto, rene Pacheco, que después fue arquero por mucho tiempo del famoso ballet azul de la universidad de chile.

Nos entrenábamos con el señor mestre, e íbamos a competir a la serena, porque en Coquimbo no teníamos pistas, eran competencias muy bonitas y reñidas, porque la serena también tenia un buen grupo de atletas, de los que recuerdo a Erico Westermayer, Fernando Cortéz, un chico de vicuña, Ernesto Parra, un excelente saltador de largo, Gustavo Sciolla, velocista y que hoy es el contralor general de la republica. También tenían algunas damas, estaba Nora Westermayer y una chica Mirza Cortéz.

Y sepan ustedes… que con los que he nombrado y con algunos otros, que no recuerdo sus nombres, construimos ese año, la primera pista atlética de Coquimbo. Con pala y picota, sacamos piedras y emparejamos el terreno alrededor de la cancha de fútbol MAC AULIFFE, pasamos por detrás de unas galerías y nos quedo una pista de aproximadamente 350 MTS. El día de la inauguración, estuvimos trabajando hasta las 4 de la mañana, nos fuimos a la casa a bañarnos y tomar un café, para volver a competir… yo creo que pocos atletas pueden tener la satisfacción, de haber competido en una pista construida con sus propias manos… «Como se hacia deporte en esos años, y hoy que nos quejamos de todos».

Nuestro ídolo y ejemplo era Carlos Vera, atleta Iquiqueño, radicado en Coquimbo y que estudiaba en la Católica en Santiago, era una de las figuras del atletismo chileno en ese momento, y cada vez que venia a Coquimbo, aprovechábamos para entrenar y aprender mucho con el.

Ese año practicamos con Zanetta y Larraguibel, en el campeonato zonal norte en Antofagasta, participamos por la serena, porque la asociación atlética aun estaba afiliada a la federación. El año 48 participe junto Gilberto Saavedra y Carlos Vera, defendiendo ahora a Coquimbo, en el zonal Norte de Tocopilla.

Como ven, mis inicios y mi debut en el atletismo fueron aquí en Coquimbo y la serena y es algo que no se olvida, sino que se recuerda con mucho cariño.

Ya radicado en Iquique gracias a mis actuaciones en los zonales, fui seleccionado chileno en las pruebas salto triple, 110 y 400 MTS. Con vallas, entre los 54 a 62. Me alegro de ver entre los asistentes a este congreso a uno de mis compañeros de equipo de esos años, el campeón chileno de 3000 MTS con obstáculos, Don Jorge Gonzáles.

En este tiempo, ya con más de 30 años de edad, uno era considerado viejo en el atletismo, así que colgué mis zapatillas el año 62. Afortunadamente, no me aleje del deporte, y seguí jugando fútbol, basketball, voleibol y béisbol. Y cuando felizmente apareció esto de atletismo para veteranos, por ahí por los comienzos de los 80, tuve la satisfacción de calzarme nuevamente las zapatillas con clavos, y puedo decir que me ha ido mejor que cuando joven.

He participado en casi todos los campeonatos nacionales y sudamericanos, y he cumplido uno de mis sueños, que era el de viajar a Japón y participar en un mundial, regresando además con una medalla de oro en 300 MTS. Con vallas y dos de bronce esto fue el año 1993. El 95 y 97, nuevamente tuve la oportunidad de participar en un mundial, el 95 en búfalo, EEUU, con dos medallas de oro «salto triple y 100 MTS. Con vallas» y dos de plata, y el 97 en Durban, Sudáfrica, con mi medalla preferida, oro en declaton, la prueba mas completa del atletismo, además de tres de plata.

Bueno, pero esto daría para otra historia… así que lo dejamos para otra oportunidad.

Espero que no se hayan aburrido con este relato y les reitero a todos ustedes, mis agradecimientos.

Ariel Standen

La Serena, noviembre 20, 2004.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres