Blogia
IQUIQUE SERA SEDE IBEROAMERICANO DE ATLETISMO DEL 2008

Noticias: Los Juegos Tradicionales Quedan en el Olvido

Noticias: Los Juegos Tradicionales Quedan en el Olvido Jorge Escalona Meza


La rayuela revivió en un torneo comunal organizado por la Municipalidad de Iquique a un costado de las fondas y ramadas.

Es difícil encontrar en las esquinas de los diferentes barrios iquiqueños, como ocurriría hace algunos años, a grupos de niños compartiendo en torno a los tradicionales juegos criollos, como el trompo, las bolitas, el emboque o el volantín. La razón es que los juegos virtuales del computador, internet o play station están reemplazando a la calle, la que antiguamente era la que ofrecía los mayores atractivos de entretención para un niño. Ahora todo el tiempo disponible los menores e incluso los jóvenes lo ocupan en el barrio virtual que ofrece la moderna tecnología.

Para el sociólogo, Bernardo Guerrero, los juegos recreativos como el trompo o las bolitas "corresponden a un período que en términos de medios de comunicación existían la radio y los periódicos. De allí nos informábamos de lo que pasaba en el mundo; entonces la prensa y la radio pertenecían además a una sociedad local y no global como la que vivimos hoy".

Agregó que estos juegos tradicionales articulaban gran parte de la sociabilidad de los niños, "donde andaban con la rueda, el volantín o jugando al trompo; eran maneras de estar en la calle de una forma festiva y no tan organizada como el fútbol u otro deporte, aunque también existían reglas".

Bernardo Guerrero dijo que este tipo de juegos "obedece a una sociedad de barrio que ya no existe, porque están presentes el internet, el chateo, el messenger o el play station. La electrónica ha reconfigurado de alguna manera todo este tipo de juegos y, por lo tanto, hoy ya no nos paramos con los amigos en la esquina conversar, sino que lo hacemos través del chat. Especialmente los mas jóvenes".



- ¿Podemos hablar de un barrio virtual?

-Sí, podemos decir que es una realidad virtual. Hoy el taca taca es la prehistoria de los juegos que aparecen en los computadores, donde un puede manejar la realidad. Hoy vivimos en una sociedad en que gracias a la tecnología podemos alterar la realidad, modificar la foto e incluso tecnológicamente podemos clonar seres humanos.

Explicó que con estos nuevos juegos se pierde toda "la base territorial, la vida de barrio que uno tenía, la cancha de tierra, quedando atrás, de paso, las destrezas. Para jugar al trompo había que tener más habilidades, porque no era solo hacerlo girar, sino que también subirlo a la mano, eso lo hacían lo mejores. Hoy la tecnología implica una habilidad mediana que todo el mundo la puede aprender".

Para el sociólogo, estamos asistiendo a una modificación de la vida de los juegos y se ha perdido una dimensión comunitaria, debido a que el juego es más individualizado. "Es decir hoy en un computador en tu pieza puedes entretenerte solo en cambio con el trompo o las bolitas era una vida más de grupo, de comunidad, era apropiarse de la calle y como hoy es peligrosa existe el fenómeno de meterse a la casa para estar más seguro".

- ¿En los barrios más pobres de Iquique se mantiene esa tradición?

-Sí, pero también coexiste con el local de la esquina que tienen juegos y todo ese tipo de cosas. Entonces hoy ver a niños jugar al trompo es casi una figura folclórica que hay que valorar y respetar porque ya nadie hace ese tipo de cosas. Antes uno mismo se hacía los trompos, o si no había que ir a comprar los que traían los bolivianos, entonces era toda una aventura que implicaba comprar la lienza, lo que significaba involucrar la economía del barrio; era toda una puesta en escena. Las estaciones del año estaba marcada por la llegada de ciertos juegos.



Entretenciones que se apoderan de las esquinas



Los juegos con que los niños se apoderaban de las esquinas como señaló el sociólogo, Bernardo Guerrero, se han ido perdiendo. De hecho es difícil encontrar menores practicándolos en grupo y sólo se conoce ahora de algunos colegios que apuestan a inculcar su practica durante las fiestas dieciocheras.



EL TROMPO: Es un juguete de madera con púa de metal y desde esta punta se enrolla una lienza o cuerda. Después de haber enrollado todo el hilo, el trompo es lanzado con fuerza para hacerlo girarse. Algunos juegos incluyen el de intentar mantener el trompo girando en un círculo definido mientras otros lanzan sus trompos y intentan golpear al contrario y empujarlo fuera del círculo. Tradicionalmente los trompos eran hechos por artesanos y construidos con madera de espino.



EL VOLANTIN: Es un pasatiempo preferido de los iquiqueños. A muchos les gusta hacer sus propios volantines de la madera de balsa y del papel de tejido fino. Estos entonces se unen a los carretes grandes de la cuerda. Una competición que juega la gente es intentar cortar el hilo del volantín de otra persona y ganar lo que se llama la comisión. Esto se consigue con la fricción de los hilos. Finalmente el volantín libre es perseguido por niños y adultos. Quien lo atrapa se adjudica el volantín. Este juego tradicional chileno incluso se transformó en motivo de apuestas y peleas. Era una pasión popular que encantaba a toda la sociedad. Hay diferente estilos, tamaños, formas y colores de volantín, como el "chupete", el pandorga, ajedrezados, por asemejar un tablero de ajedrez, el jote, el pavo, el ñecla (hecho con papel de diario) y el chonchón.

EL EMBOQUE: Es un juguete de madera con forma de esfera o campana con un agujero de cuatro a cinco centímetros de profundidad. De su cuerpo sale un cordón delgado en cuyo extremo tiene amarrado un madero o palito que habrá que tratar de meter al agujero del emboque. El juego consiste en tomar el madero de forma vertical con una mano, de manera que el emboque quede colgando. El emboque tiene que ser lanzado al aire. La idea es que el madero logre entrar al agujero. Uno quiere ver cuantas veces puede lograr este emboque.



CORRE EL ANILLO: Según la estudiosa peruana, Emilia Romero, este juego se originó en Francia, en donde es conocido como "le furet". En Italia fue un juego de gran popularidad por los siglos XVI y XVII y desde allí pasó a España desde donde derivó a América. En nuestro país aún se juega, aunque ya no es tan popular como lo fue hasta hace algunos años. Los niños que lo juegan se sientan en línea o semicírculo con sus manos juntas y semiabiertas. El que ha sido elegido previamente encierra entre sus manos un anillo o una moneda. Luego va pasando las manos, con el objeto dentro, por entre las manos de los jugadores que esperan ser depositarios. Mientras simula echar la prenda en las manos de cada uno de los jugadores, va recitando.



LAS BOLITAS: Este juego es tremendamente atractivo para los niños chilenos. Irrumpió con toda su fuerza en el siglo pasado y ha llegado hasta nuestros días constituyendo un indudable juego folclórico infantil. Según el libro "Origen y folclor de los juegos en Chile" de Oreste Plath, en Chile no se encuentran antecedentes coloniales de las bolitas, por lo que se cree que se popularizó por la época de la República. Básicamente el juego consiste en hacer chocar entre sí, dos o más bolitas, derivándose de ello una gran variedad de juegos.



PALO ENSEBADO: Este juego consiste en un palo o vara de 20 centímetros de diámetro y de 5 a 6 metros de alto que se encuentra enterrado en tierra. El palo untado en grasa deberá ser trepado para alzanzar el premio que está en la cima. El objetivo es subir, resbalando una y otra vez hasta que uno de los competidores logra atrapar el premio que puede consistir en dinero o alimentos.



EL LUCHE: Es un juego preferencialmente de mujeres. El patrón básico más generalizado de este juego es el siguiente: se traza en el suelo un diagrama constituido generalmente por una serie de rectángulos, coronados por un semicírculo. El número de casilleros es variable. Se numeran los distintos compartimentos. Las jugadoras, dos o más, poseen tejos personales o colectivos, hechos de madera, piedra, hierro, semillas, etc. El tejo es arrojado por la persona a la cual le toca jugar, hacia las sucesivas casillas desde donde tiene que ser sacado.



LA RAYUELA: La rayuela es un juego de adultos, tradicional en nuestro país. Consiste en lanzar tejos circulares y metálicos hacia una raya trazada con tiza en el suelo o hacia una lienza colocada a los ancho del extremo de la cancha.

Cada jugador tiene dos tejos y el éxito consiste en que caigan sobre la raya o la lienza. Así se producen "el punto quemado". Una vez que se completa el número de puntos acordado, el juego se termina.


Fuente:La estrella Iquique 19/09/05
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

frank -

me gustan los juegos tradicionales de cajamarca pero faltan el kiwy la liga etc.

Supra Vaider High -

Fortune never helps the man whose courage fails.

rafa -

fdgdfgdfhgf
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres